Què passa exactament a l’estiu per parlar de recuperació de plantes?


 

 

Doncs que l’estiu és l’estació de l’any que pateixen més les plantes en el nostre país. La manca de precipitacions conjuntament amb les elevades temperatures produeixen unes condicions de gran demanda d’aigua que algunes d’elles no reben. A més si hem marxat uns dies fora i no hem preparat un sistema de reg automàtic, les plantes poden patir estrès per dèficit hídric.

Si els vegetals no tenen aigua, ni veuen ni mengen ja que el consum d’aigua compleix, a més, la funció de transport de nutrients i altres substàncies.

 Què hem de fer doncs per recuperar-les ?

Mimeu-la mitjançant una poda de les parts seques, un trasplantament, adob o reg adequat.

En cap cas trieu l’opció de tirar-la. Les plantes recuperades son molt agraïdes, s’endureixen i en un futur poden lluir més que una planta tendre acabada de comprar.Les plantes llenyoses són més fàcils de recuperar-les que les herbàcies, tot i defoliades.Les plantes bulboses i rizomàtiques encara és més fàcil de recuperar-les  

Las plantas suelen sufrir por falta de agua, pero también por exceso. Uno y otro problema tienen solución siempre y cuando el daño no haya superado el punto de no retorno.

Como recuperar una planta por falta de riego

Tierra seca, un hueco entre el sustrato y las paredes del tiesto, hojas marchitas y lacias, arrugadas o caídas… son síntomas inequívocos de que la planta ha sufrido sed. Si no se ha secado por completo, todavía puede haber solución.

  • Elimina las hojas marchitas, ramas y flores secas.
  • Sumerge el tiesto en un barreño con agua o en la bañera hasta que la tierra se empape y vuelva a hincharse.
  • Retira el tiesto del agua, deja escurrir un rato, y remueve la superficie de la tierra para que las raíces se aireen, pero cuidando de no romperlas.
  • Quita pacientemente con un trapo húmedo el polvo y la suciedad que se ha acumulado en las hojas. Si son muy finas, pulverízalas con agua.
  • Recorta las puntas de las hojas secas o toda ella.

¿Como recuperar una planta por exceso de agua?

Las plantas suelen sufrir por falta de agua, pero también por exceso. Uno y otro problema tienen solución siempre y cuando el daño no haya superado el punto de no retorno. Claro está que es más difícil recuperar una planta por exceso que por defecto de riego.

¿La persona a la que le encomendaste tus plantas en tu ausencia ha utilizado la regadera con más frecuencia de la necesaria o ha utilizado el riego automático? ¿Tus plantas no tenían un buen drenaje? Si es así, encontrarás la tierra empapada y quizá incuso con verdín en la superficie, las hojas lacias o con manchas marrones por el ataque de hongos, nuevos brotes caídos, tallos blandos y frágiles, señales de podredumbre en las raíces… Es posible también que las hojas estén amarillentas.

  • Extrae la planta de la maceta con cuidado de no dañar las raíces. Si la tierra está muy húmeda fácilmente se te romperá el pan de tierra.
  • Envuelve el cepellón con papel de cocina para que absorba el exceso de agua. Déjalo así hasta que se evapore el líquido.
  • Una vez seco el cepellón devuélvelo al tiesto con tierra nueva. Verifica o renueva el drenaje.
  • No lo riegues hasta que la planta lo necesite de verdad.
  • Elimina, recorta las partes secas, espera unos días en abonarlas con fertilizantes

¿Cuándo quedan encharcadas las plantas?

Cuando se produce un exceso de frecuencia de riego, mal drenaje, un suelo poco poroso, demasiado pesado o arcilloso, o simplemente un hoyo de plantación mal realizado.

La consecuencia: el agua llena los poros del sustrato que debería ocupar el aire y las raíces se quedan pronto sin oxígeno. Las raíces podridas no pueden absorber más nutrientes ni agua. Al aumentar el dióxido de carbono en el entorno radicular se desencadena una serie de reacciones químicas que provocan una pérdida de permeabilidad en las membranas de las raíces. Cuando esto ocurre, la planta empieza a tener dificultades para absorber agua y nutrientes y el follaje comienza a amarillear.

Abonos

Recuerda que las plantas se deben abonar periódicamente con abonos químicos o orgánicos o ambos. Para los químicos recomendamos siempre los de lenta liberación, los que duran de 3 a 6 meses. Para los orgánicos los de marca Neudorff u otros.

 

 

 

 

El Sr. Bordas donant una classe sobre com recuperar les plantes després de l’estiu.