Un jardín acuático para interior 2


Cualquier contenedor que pueda retener agua se puede convertir en un pequeño o gran jardín acuático. Desde un gran jarro, pecera, tiesto, tina o estanque. Lo bueno del caso es que tanto para exterior como para interior, con un espacio reducido o no, con grandes o ninguna limitación podemos disfrutar de un jardín acuático.  

Explicamos los elementos necesarios para uno de interior:

Puedes crear, por ejemplo, un jardín acuático en un gran jarrón o en un acuario. En el primero pero, no podrás utilizar elementos que oxigenen el agua, deberás pues, renovarla regularmente pues la presencia de surtidores, brolladores, chorros de agua, oxigenadores…. son necesarios para que el agua circule y se oxigene y consecuentemente no se ensucie.  La disposición de estos elementos  ayuda  considerablemente  a la vida de las plantas y animales, evitando los problemas que genera el estancamiento, las algas etc.

En esta foto, se ve como se esta haciendo un  jardín acuático en un jarrón, se trata de un jarrón en forma de cilindro bastante alto. Las plantas ya llevan un mini recipiente de soporte para enterarlas en un este sustrato especial para plantas acuáticas. Sólo falta acabar de llenar el jarrón con agua embotellada y disponer de algún pececito para aumentar así la ornamentación y situarlo en un espacio con suficiente luz, no sol.

Algunas recomendaciones

–          Sería ideal utilizar agua de lluvia así evitaríamos dañar el recipiente de posibles aguas alcalinas. En caso de no disponer de dicha agua y utilizar agua del grifo es indispensable dejarla evaporar 48 horas para que pierda el cloro, antes de disponer los animales y/o plantas. O utilizar mejor agua embotellada.

–          Una vez llenes de agua el estanque o el recipiente, mejor  con un chorro suave para no alterar la capa de grava, el sustrato ni las plantas.

–          En el mercado existen sustratos especiales para plantas acuáticas. Substratos nutritivos de elevadísima calidad para crear acuarios con plantas espectaculares. Se trata de una estructura altamente porosa combinada con tierra nutritiva. Este producto se puede utilizar como único material de fondo, puesto que ya contiene todas las sustancias nutritivas importantes.  Los que detallamos con una foto son especiales para agua dulce

–          Además existen abonos especiales para plantas acuáticas, abonos naturales que no afecta la vida conjunta con animales. Más productos específicos para la eliminación de algas y microorganismos para añadir al agua.

–          Todos estos productos: sustratos, abonos, stop algas, microorganismos para plantas acuáticas, no perjudican a los peces u otros animales que convivan con las plantas.

–          La combinación de plantas acuáticas con animales aumenta el valor ornamental y mejora la vida de ambos.

–          Es necesario podar las hojas, ramas, que empiezan a marchitarse, así evitaremos que se pudran y deterioren la calidad de agua.