Un árbol extra original por el tipo de tronco, frutos y flores. Una maravilla llamada Chorisia speciosa que además atrae mariposas. 1


Un árbol muy fácil de cuidar en un jardín de clima templado y/o cálido.

Especie subtropical sudamericana de la familia del baobab especialmente exótico por:

-el tipo de tronco en forma de botella y por las espinas y color verde que tiene el mismo tronco. El árbol es capaz de hacer la fotosíntesis por el tronco cuando no tiene hojas. Su base ensanchada por la base en forma de botella es debido a que es capaz de almacenar agua y nutrientes. Sus espinas sirven para protegerse de los depredadores.

Otros árboles con espinas o aguijones también o exclusivamente en el tronco son: kalopanax septemiobus y gleditsia triacanthos.

-por la intensidad cromática de sus flores y porque estas pueden crecer sin hoja alguna en el árbol y encima de las ramas. Existen varias coloraciones de flor.

por los frutos grandes y verdes  llenos de algodón en gran profusión.

– por las ramas que acostumbran a ser horizontales y estar cubiertas también de espinas.

Necesita de climas templados, cálidos y soleados. Ideal para un clima mediterráneo litoral. Se adapta mejor en el sur de España que en Barcelona por ejemplo. Es muy resistente a la sequía y tolera el frío moderado.  Tolera muy bien las tierras calcáreas y el viento del mar. Crece rápido en terrenos fértiles y zonas cálidas. A parte de su belleza y exotismo, es polinizado por la mariposa monarca Danaus plexippus.

Detallamos más características:

Tipo de hoja: caduca

Crecimiento: medio

Exposición: Pleno sol

Corteza: La corteza es lisa en los ejemplares juveniles, y de color verdoso por su elevado contenido en  clorofila.  Con la edad se endurece y se vuelve grisácea. Está cubierta de espinas protectoras, que pueden alcanzar gran tamaño.

Hojas: Hojas alternas, largamente pecioladas, compuestas, palmatisectas, con 5-7 folíolos de ápice acuminado, base atenuada y borde algo aserrado. Base engrosada expandida. Verde claro.

Flores: Flores grandes, de hasta 12-15 cm de diámetro, terminales, solitarias o agrupadas. Cáliz acampanado. Pétalos en número de 5, de color rosa púrpura en el exterior y blancuzco hacia el interior, acabando en amarillo. Columna estaminal sobresaliente recordando a los hibiscos. Floración setiembre a octubre.

Frutos: Fruto en cápsula grande marrón, gruesa, con numerosas semillas de color negro recubiertas de una pelusa parecida al algodón.

Copa: Ovoidal