Si uno de tus propósitos de este mes de setiembre es iniciarte con un huerto, empieza haciendo las cosas naturalmente bien


 

 

Respetar el desarrollo natural de cada planta y prescindir del aporte de productos químicos son conceptos clave en el huerto ecológico. Pero esto no implica que no haga falta enriquecer la tierra, ni que las plantas estén libres de los ataques de insectos u hongos; se trata de que nuestra actuación dañe lo menos posible al resto del ecosistema. Para ello es importante que las hortalizas crezcan en una tierra rica en nutrientes y no considerar una plaga la visita de un insecto.

Debemos hacer lo siguiente:

1-Utilizar un sustrato de buena calidad y evidentemente bio.

Un compost vegetal que haya sido finamente cribado y contribuya considerablemente a la aportación de nutrientes a las plantas al tiempo que vigorice el substrato. Con pulpa de coco mejora naturalmente la capacidad de aire y la conductividad del agua en el substrato. El riego de las plantas se hace sencillo y cómodo. Si hay perlita se procura un volumen poroso elevado y una distribución óptima de aire y agua al substrato. El agua no se estanca y la formación de las raíces es sana y duradera. Con abono ecológico, favorecemos el crecimiento sano de las plantas y suministramos a las plantas jóvenes todos los nutrientes que necesitan.

En Bordas apostamos por tierras certificadas bio.

2-Plantar, plantel ecológico. La producción ecológica está regulada por una normativa europea, y la administración se encarga de velar por su cumplimiento. En el Garden Bordas apostamos por empresas certificadas para la producción de planta ecológica.

3-Para abonar tus plantas, haz uso del compostaje o bien abona tus hortalizas con fertilizantes ecológicos:

Lo ideal serían abonos 100 % orgánicos de efecto inmediato y larga duración que Incluyan microorganismos que activan el suelo y el sistema radicular de las plantas. Bordas confía con empresas de máxima calidad con estas características:

  •  7% de nitrógeno (N) orgánico total de harina de plumas y huesos de aves esterilizadas por presión; 3% de anhídrido fosfórico, 6% de óxido de potasio soluble en agua procedente de vinazas.
  • Equilibrio de nutrientes para un crecimiento vigoroso y una cosecha abundante.
  • Favorece la formación de humus en el suelo.

4-Y sobre todo, el control de las plagas y malas hierbas hacerlo sin recurrir a productos químicos.

5-Jamás utilizar herbicidas convencionales. Existe un herbicida sin glisofato, eficaz (efectos visibles después de una hora), natural, biodegradable y respetuoso con personas y animales.

Bordas confía con los herbicidas naturales compuestos de pelargónios (geranios), ácido graso altamente efectivo ampliamente utilizado en el tratamiento de plantas no deseadas como hierbas y musgos. El ácido perlargónico destruye las paredes celurares de las hojas de las malas hierbas. Esto da a lugar a que las células pierdan su estructura y se sequen a corto espacio de tiempo, bajo condiciones normales, esto será visible dentro del día después del tratamiento.

6-Seguir nuestra agenda de agricultura biodinámica (calendario de siembra basado en los astros) por meses.