Pasos para que los cyclamen duren muchos años.


Aproximadamente en el mes de mayo según añada o condiciones meteorológicas el crecimiento del cyclamen empieza a a pararse:  las hojas se secan y van desapareciendo. Tenemos dos pautas a seguir y a escoger para recuperar un ciclamen de una año para otro:

Primera pauta:

Con las primeras señales de que el crecimiento se para, las hojas se secan y van desapareciendo aproximadamente ocurre en el mes de mayo según añada o condiciones meteorológicas.

Debemos practicar lo siguiente:

–         Parar el riego.

–         Esperar que la planta se marchite.

–         Eliminar todas  las hojas secas y  otros restos vegetales cerca del bulbo para que el sol  y el aire endurezca y limpie el bulbo.

–         Cuando el bulbo ya esté totalmente seco arrancarlo y cortar todas las raíces arras del bulbo, limpiando los restos de tierra.

–         Ponerlo a secar al sol, desinfectarlo con un buen fungicida e insecticida y guardarlo en una habitación seca y bien aireada.

–         Pasados los rigores del verano, se recomienda plantarlo. Debemos saber que el ciclamen a diferencia de otros bulbos descansa en verano.

–         Plantarlo en sustratos arenosos de buena calidad

–         No enterrarlos profundamente a diferencia de la gran mayoría de plantas bulbosas. La parte superior del bulbo debe quedar al aire libre.

Segunda pauta:

Los cyclamens pueden conservarse todo el verano en su sitio de origen sin arrancarlos siempre y cuando cumplan estas condiciones:

–         Si están en un lugar o zona muy favorable.

–         Si se reduce el riego considerablemente o totalmente.

–         Si se limpian los restos orgánicos que están alrededor del bulbo

–         Si se practica algún tratamiento fungicida desinfectante.

–         Se aconseja airear la tierra, añadir un poco de sustrato si hace falta y abonos.