Los bulbos de otoño.


¿Quien no ha experimentado todavía el cultivo de bulbos? Supongo que nadie ha querido perderse la vitalidad, alegría y belleza que estos aportan en cualquier lugar de la casa. Ofrecen una amplia variedad de colores y formas, desde la alta majestuosidad de los gladiolos hasta las pequeñas florecillas azules de los muscaris. Una forma muy fácil, hasta para el más inexperto en jardinería, en avivar nuestro espacio natural. ¿Y cual es el sinónimo de bulbo? Flores, flores y más flores ellas son las que los hacen esenciales.

Hay bulbos que se plantan en otoño y florecen en primavera.

Hay bulbos que se plantan a finales de invierno, principios de primavera y florecen en verano.

Ahora, en otoño, podemos plantar: ajos de jardín, anémonas, lirios de los valles o muguets, crocus, freesias, coronas imperiales, galanthus, jacintos, iris, muscaris, narcisos, tulipanes, ranúnculos…. .

 

¿Y que tienen de especial o curioso los bulbos?

Que tienen órganos de reserva subterráneos con forma de:

Bulbos (tulipanes)

Rizomas (calas)

Cormos  (gladiolos)

y raíces tuberosas (dalias)

Estos órganos subterráneos sirven para acumular las reservas nutritivas (sustancias alimenticias) que fabrican las hojas. Como tienen órganos de reserva, cuando han terminado la floración, los podemos sacar del sol y almacenarlos hasta la temporada siguiente.

¿Y como se hace?

  1. Cortar la flor una vez marchita.
  2. Después de la floración es el periodo de crecimiento del bulbo, entonces es bueno añadir nutrientes y también regarlo para ayudarlo en su desarrollo.
  3. Hace falta dejar las hojas hasta que estas se sequen completamente (de esta forma la planta tiene la oportunidad de almacenar en sus órganos subterráneos el alimento de reserva necesario).
  4. Después  hace falta desenterrar la planta bulbosa.
  5. Se saca la tierra que queda enganchada en el bulbo, se limpia con un fungicida y se deja secar unos 10 días en un lugar seco, ventilado y a la sombra.
  6. Bien separados el uno del otro se colocan en cajas de madera, por ejemplo, abiertos y llenos de turba. Y dejarlos reposar en la oscuridad hasta la temporada siguiente.
  7. Hace falta etiquetarlos ya que si no la próxima temporada no recordaremos que bulbo es y de que color.

 Hace falta desenterrar todos los bulbos?  No, hay muchos que no hace falta desenterrarlos nunca como: los narcisos, freesias,        amarilis…

 La clave de éxito para disfrutar de una floración espectacular es:

  Un suelo fértil, esponjoso, húmedo y con un excelente drenaje.

Cuando necesitan más agua es cuando el bulbo está florido.

La profundidad de plantación hace falta que sea una profundidad del doble de su  longitud. Y la distancia entre ellos dependerá de la medida del bulbo y del efecto que queremos dar (en cada bolsita que compremos de bulbos nos detallaran la exposición y  como plantarlos).

¿Todos los bulbos necesitan sol? Hay bulbos que soportan la sombra como :  ciclamen, begonia, agapanthus, clivia miniata, corona imperial…..