Las temperaturas atípicas de otoño perjudica a las plantas.


Las altas temperaturas de este otoño del 2014 puede perjudicar a muchas plantas especialmente las más tiernas, las que necesitan del fresco otoñal tipo: cyclamens, callunas, ericas, pensamientos, céspedes de clima nórdico….

¿Como las podemos ayudar?

– Regar todo tipo de plantas, incluso césped, por la noche y con agua, si puede ser, templada . Los cambios térmicos perjudican las raíces y ayudan a la proliferación de hongos.

– Es mejor regar por inmersión, especialmente con los cyclamens.

– Si se trata de una planta sensible a los hongos aplicar sulfato de cobre o un fungicida preventivo. El calor ayuda a la proliferación de hongos.

– No abonar:  Abono + calor = brotación cuando no es el tiempo.

– Se aconseja distribuir por encima de la tierra corteza de pino, esta conservará mejor la humedad de la tierra, el agua no se evaporará tan fácilmente.