Las coloraciones propias del otoño con una planta muy fácil de cuidar


Se trata de la  Parthenocissus o parra virgen


Trepadoras de  Asia y América del Norte.  Presentan un tipo de hojas muy atractivas con las maravillosas coloraciones propias de otoño. Además son de las pocas trepadoras que no necesitan sujeción pues por si mismas, mediante sus zarcillos, son capaces de sujetarse en cualquier soporte. Las más conocidas son:

Quinquenfolia o ampelopsis heterophylla con hermosas hojas compuestas de 5 folíolos. En otoño nos sorprende con una coloración toda roja.

Triscuspidata con hermosas hojas compuestas de 3 folíolos. Tonalidades de rojo a púrpura en otoño.

Son plantas todo terreno pues aguantan climas fríos y cálidos y todo tipo de tierras. Son muy resistentes a las heladas. En buenas condiciones  tienen un crecimiento rápido. Pueden exponerse a un sol tamizado pero prefieren  la sombra y más en un clima mediterráneo. Si esta sombra es fresca, las hojas duran más en la planta y en consecuencia la coloración también. Se reproducen por acodo.