La opción más ecológica para estas fiestas.


ABETOS U OTRAS CONIFERAS PARA NAVIDAD:

Si hubiéramos de hacer un listado de la opción menos ecológica a la más ecológica sería este.

Sin duda alguna los 3 últimas opciones son las más ecológicas (una para cada tipo de clima):

Un abeto de plástico:

-Se fabrican en China. El 50% de su coste es de transporte y gasóleo.
-Los árboles artificiales implican la utilización de recursos no renovables, como metal y plástico, su fabricación supone gastos energéticos, procesos químicos y generación de residuos.                                                                                                                                               – No son biodegradables.

Un abeto sin raíces

-Tienen denominación de origen. Producto Km.0 (Montseny/ Catalunya y País Vasco principalmente)
-Durante el tiempo que están plantados, ofrecen un servicio a la naturaleza y al medioambiente.
– Los abetos dejan las raíces en el suelo junto con una parte del tronco que se va pudriendo y mientras van nutriendo el suelo.                                                                                                   – Son biodegradables y acostumbran a reutilizarse para compostaje.

   Un abeto con raíces

-Los más comerciales son: normandianna, masjoani y picea excelsa.

El más decorativo e interesante para estas fiestas sería el normandianna: la hoja es más ancha y compacta.  Es el que aguanta más los interiores con calefacción: la hoja no se le cae tan fácilmente.

Con estos árboles se puede hacer una replantación posterior siempre y cuando se trate de un clima fresco y húmedo tipo Montseny, Pirineo… pues son coníferas de climas nórdicos.     Dichos abetos son tolerantes a la nieve, a los grandes fríos y fuertes vientos.                       No toleran ni terrenos áridos ni calcáreos. No soportan climas áridos.                                       No requieren podas.                                                                                                                         Precisan tierras ácidas
En caso de plantarlo en una maceta, conseguir una de grandes dimensiones.            Si se quiere plantar en un clima que no es el apropiado como un clima mediterráneo tipo Barcelona, situarlo a media sombra y de cara norte a poder ser en la zona más húmeda. No descuidar nunca el riego.

Un abeto mediterráneo (araucaria excelsa)


Es la conífera más idónea para decorar el interior de la casa para Navidad i poder sobrevivir después en el exterior.

Árbol perfectamente adaptable un clima mediterráneo.
-De valor ornamental muy particular debido a la disposición paralela de las ramas, ofreciendo una forma geométrica y estilizada perfecta. Sus ramas, vistas desde arriba se disponen en forma de estrella.
-La especie excelsa está muy repartida por litorales marinos. Es resistente al viento y a la salinidad de primera lineal de mar.
-Es ideal para jardines ya que prácticamente no necesita mantenimiento.
-Se adapta perfectamente a una maceta y está libre de plagas y enfermedades. Exposición preferentemente al sol.

Un cedro (cedrus deodara, cedrus atlantica,  cedrus libani)

Es la conífera que parece más al clásico abeto. Su belleza mejora con la edad.                       Se adapta a toda clase de climas pues aguanta altas y bajas temperaturas. Incluso el cedro del Himalaya aguanta climas mediterráneos.                                                                                   No es exigente con el tipo de tierra, aunque prefiere tierras bien drenadas.                           Tolerante a la sequía, a la nieve y al viento.                                                                                 No soporta tierras encharcadas.                                                                                                       No precisa podas.                                                                                                                             Libre de plagas y enfermedades.                                                                                           Exposición preferentemente a pleno sol.