La col frente al frío


 

 

La col una planta bien rústica que se adapta tan bien el frío como la mayoría de tierras, incluso altos niveles de salinización. El exceso de frío pero ralentiza o paraliza completamente su desarrollo. Se puede cultivar todo el año.

El exceso de calor la lleva a espigarse y a sacar  la flor.

Prefiere tierras que retengan la humedad, un ph neutro y con bastante materia orgánica