Indicaciones para sembrar en semilleros, cajoneras, macetas….


 

 

Siembra en semilleros, cajoneras, macetas…

Pueden utilizarse como semillero: cajas de madera, terrinas, tiestos, tabletas o macetas de turba preparadas, etc.

El semillero se llena con tierra fina y ligera, dejando un pequeño espacio entre el nivel de la tierra y el borde superior.

La arena fina, con preferencia de río es un ingrediente perfecto junto con un buen substrato especial ya preparado como puede ser Compo semilleros u otros.

Las semillas se siembran a voleo o de una en una según variedades y tamaño.

Mezclar las simientes muy diminutas con un poco de arena fina para la mayor regularidad de su distribución

La siembra se cubre con una capa de arena o de tierra muy fina o un sustrato acondicionado para ello

Se comprime ligeramente la tierra, para que las semillas tengan buen contacto con ella.

Después de la siembra, se ha de regar con una regadera provista de un rociador de agujeros muy finos, y se coloca el semillero en lugar sombreado y fresco o soleado y protegido según épocas de siembra

La germinación de la mayoría de las semillas, se favorece generalmente con la oscuridad con frescor y humedad constante, por lo que será conveniente cubrir las siembras para que entre en ellas poca luz, por ejemplo con un papel de periódico, y tan pronto se inicie el nacimiento de las plantas será necesario acostumbrarlas inmediatamente a la luz, , cuidando, sin embargo, de que los semilleros estén algo protegidos durante las horas de fuerte sol, con objeto de evitar que el cambio demasiado brusco de temperatura pueda perjudicar a las plantitas deshidratándolas.

Las semientes muy diminutas se riegan mejor por inmersión pues la presión del agua enterraría las simientes a tal profundidad, que no podrían germinar fácilmente. El riego ha de efectuarse por capilaridad introduciendo el semillero en otro recipiente mayor lleno de agua, de forma que el nivel de agua llegue a la mitad, por la parte exterior. El riego finalizará cuando la superficie aparezca húmeda.

Para que las plantitas se desarrollen mejor, deberán repicarse (trasplantar las plantas a otro semillero, macetitas, bandejas… a mayor distancia entre sí, con objeto de que tengan mejor circulación de aire y más espacio para su desarrollo) cuando hayan alcanzado una altura de tres a diez centímetros según variedades

Se prepara el jardín, o las jardineras, macetas donde deberán  plantarse definitivamente abonando y preparando la tierra con tiempo sobrante.

Principales causas por las que no germinan bien las semillas

  1. Por haber sido sembradas fuera de la época apropiada. Es de suma importancia sembrarlas a la época que les corresponde. Cuando más calurosa sea la época, más rápidamente se desarrollarán pero puede entonces, tener más tarde una difícil o imposible aclimatación.
  2. Por haber sido sembradas a demasiado profundidad.Toda semilla ha de cubrirse únicamente con un grueso de tierra doble de su volumen para que así quede en mejor contacto con la humedad de la tierra, ya que la humedad superficial  se evapora muy rápidamente con el calor. Como todo ser viviente, las semillas necesitan aire para poder vivir, y aun en el caso de que llegasen a germinar estando sembradas a mucha profundidad, no tendría fuerza suficiente para atravesar toda la capa de tierra, muy superior a su propio tamaño.
  3. Por falta de humedad necesaria. Es indispensable mantener una humedad constante desde el momento de la siembra hasta que nazcan las plantas, pues la germinación se efectúa sólo bajo la influencia de la temperatura adecuada y de la humedad que penetra en la semilla reblandeciéndola y facilitando así el crecimiento de las raíces. Si las semillas quedaran deshidratadas, por mucho que después se regara, difícilmente se recuperarían. Para conseguir dicha humedad se utiliza papel de periódico, invernaderos,,,

Las flores más indicadas para que con su cultivo se inicien los principiantes son la mayoría de plantas anuales que, además tienen la ventaja de florecer con gran profusión y rapidez. Entre ellas las más fáciles de cultivar son la zinnia, la tagetes, la caléndula entre otras..

Deberá tenerse en cuenta que muchas plantas de flor pueden ser sembradas con arreglo a diferentes sistemas, según sea la época en que se efectúe la siembra y la fecha en que se pretende lograr la floración. Ello es el caso de semillas que, para adelantar su floración, en lugar de sembrarse en la fecha que le corresponde, se siembran con anticipación en invernadero o en cajones protegidos del frió, donde el proceso de crecimiento es más rápido, pero también más complicado y difícil para el aficionado…

 

semilleros-bordas