El estiércol no es siempre una buena opción para las plantas.


Está claro que el estiércol es un buen abono de origen animal para las plantas pero lo difícil es encontrar un buen estiércol en nuestro país o sea un estiércol bien compostado. Si es un estiércol inmaduro o poco fermentado no es nada aconsejable pues estará lleno de bacterias y larvas. A parte será una fuente excesiva de nitrógeno y pulgón. A parte la maduración  que haya obtenido, la calidad de dicho estiércol también depende de la alimentación que haya obtenido el animal, en este caso del caballo.