Diferencias entre un césped de clima nórdico y uno de clima mediterráneo (grama).


El césped más utilizado hoy en día es el clásico césped de países nórdicos (húmedos), grandes consumidores de agua y abonos. Las raíces de este tipo de césped tienen una profundidad de 5/7 cm. cosa que hace que no puedan encontrar ni agua ni abono en las profundidades del suelo. En un clima mediterráneo son sensibles a sufrir todo tipo de plagas. Su crecimiento es vertical cosa que hace que la planta sufra mucho cuando se pisa. En invierno están verdes pero a cambio de un gasto muy importante de agua durante todo el año. Se aconseja un césped de clima mediterráneo o sea la grama. Las raíces de la grama pueden profundizar hasta 70 cm. cosa que permite encontrar agua y abono en las profundidades del suelo. En general la grama no padece ningún tipo de plaga ni enfermedad. Tiene un crecimiento horizontal y no sufren tanto cuando se pisa.