¿Qué les pasa a los fresones y cerezas de Catalunya?


Pues que existe una nueva plaga Drosophila suzukii originaria del sur oeste asiático que tienen gran capacidad de dispersión.

Desde el Deparatamento d’Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentación y Medio Natural, nos informan que:

Se trata de unos dípteros que se asocian normalmente a las frutas sobre maduradas o en restos vegetales en descomposición.  La hembra adulta hace un orificio para dejar las larvas, de esta manera cuando las larvas emergen del huevo  empiezan alimentarse de la pulpa del  fruto.  En los fresones, puede sorprender  que frutos aparentemente sanos en el momento de la cosecha cedan a la presión de los dedos.

La principal forma de dispersión de la plaga  a nuevas zonas son mediante el transporte de frutos dañados con el organismo vivo.

Ya se han localizado daños importantes en cultivos de  fresones del Maresme (Catalunya) y cerezas de la comarca del Baix Llobregat.

Las condiciones más optimas de desarrollo hacen referencia a temperaturas moderadas y elevada humedad relativa.

Actualmente no se conoce ningún depredador natural en Europa.

Comunique al Servicio de Sanidad Vegetal cualquier sospecha de la presencia de la plaga:

Servicios territoriales de Barcelona: 93.409.20.90