¿QUÉ DEBEMOS HACER CUANDO COMPRAMOS UNA PLANTA EN PLENA FLORACIÓN?


Cuando una planta está en su máximo esplendor, necesita de más atenciones. Deberemos atender más el riego y el abono pues el vegetal está haciendo un esfuerzo “extra”.

¿Se puede trasplantar un vegetal en plena floración? Depende del tipo de planta y de la estación en que se practique. Hay plantas más sensibles que otras a la deshidratación, es el caso por ejemplo de una hortensia. Y también depende de la temperatura: no es lo mismo trasplantar una planta en pleno agosto a practicarlo en pleno enero. El riesgo a que una planta se deshidrate con altas temperaturas es muy superior a que desfallezca con bajas temperaturas.

Se aconseja pues lo siguiente:

Todas las plantas estén o no en plena floración, una vez llegan a casa deben ser trasplantadas a una maceta más grande o bien en un jardín. En caso de que las temperaturas sean muy elevadas es preferible dejar pasar la floración antes de trasplantarla y proteger la planta durante unos 15 días del sol y del viento y situarla en el espacio más fresco posible, acompañada de riegos adecuados muy frecuentes.

Hay que tener en cuenta también la sensibilidad de la planta a la deshidratación. Cuanto más sensible  se deberá intensificar más el riego y cuidados.


¿Qué más debemos tener en cuenta en caso de que una planta esté en plena floración?

-No duchar las flores, nuestras aguas calcáreas y un poco saladas estropean los pétalos.

– Se aconseja eliminar las flores marchitas y cortar el tallo de la flor lo más abajo posible para forzar a la planta a que florezca más.

– La gran mayoría de plantas florecen más con una exposición de sol adecuada.

Una vez la planta está bien aclimatada y enraizada en su nueva ubicación, reducir progresivamente los riegos.