¿Cómo proteger las raíces de una maceta o jardinera?


Las raíces de una planta en maceta son más sensibles al frío que las raíces de una planta de un jardín, pues estas están abrigadas en el interior del subsuelo. En caso de que las raíces estén en una maceta o jardinera, se aconseja practicar una protección (aislamiento del frío) de esta forma:

– Forrar la maceta con algún tejido como brezo, cañizo, una simple toalla……

– También es de mucha utilidad introducir la maceta de una planta en otra maceta más grande y el espacio que queda intermedio entre maceta y maceta introducir como aislante térmico, serrín, corteza de pino, turba, fibra de coco…. A la vez en el sustrato de la maceta taparlo con geotextil, corteza de pino…. Se obtiene un efecto aislante de frío muy eficaz (efecto doble vidrio) que en muchos casos garantiza la vida de las plantas

Las mismas técnicas que utilizamos para proteger las plantas de las altas temperaturas en verano, nos sirve también para protegerlas de las bajas temperaturas en invierno.