¿ Qué deberíamos hacer con las plantas de interior en primavera?


Pues sacarlas, si podemos, al exterior. Y es que en el interior las plantas tienen muchas carencias, muchas limitaciones. TODA planta necessita estar aireada, ventilada, saborear la más preciada de las aguas: la de lluvía, notar el rocío, la niebla, la humedad ambiental de la noche, la luz…Si vivimos en un clima litoral mediterráneo, en plena primavera, cuando las noches ya no son frías podemos sacar las plantas hasta otoño en el exterior. Cuando las noches vuelvan a ser frescas, introduciremos de nuevo las plantas en el interior. La planta nos lo agradecerá con un mayor crecimiento, sus hojas estaràn más lustrosas y es que se recuperarà de tantos días en el interior.  Una vez en el exterior debemos colocar las plantas en un espacio recogido del viento y a la sombra.