¿ Cómo cuidar la grama? 2


El césped más utilizado hoy en día es el clásico césped de países nórdicos (húmedos), grandes consumidores de agua y abonos. Las raíces de este tipo de césped tienen una profundidad de 5/7 cm. cosa que hace que no puedan encontrar ni agua ni abono en las profundidades del suelo. En un clima mediterráneo son sensibles a sufrir todo tipo de plagas. Su crecimiento es vertical cosa que hace que la planta sufra mucho cuando se pisa. En invierno están verdes pero a cambio de un gasto muy importante de agua durante todo el año. Se aconseja un césped de clima mediterráneo o sea la grama. Las raíces de la grama pueden profundizar hasta 70 cm. cosa que permite encontrar agua y abono en las profundidades del suelo. En general la grama no padece ningún tipo de plaga ni enfermedad. Tiene un crecimiento horizontal y no sufren tanto cuando se pisa.

Como cuidar la grama:

Como cuidar la grama

Sembrar:

La grama plantada con esqueje se debe hacer en el mes de abril hasta el mes de septiembre. La mejor época para sembrar es en primavera. Cuando sembremos, las semillas de la grama se pueden mezclar con las semillas del césped de países húmedos ya que estos nacerán muy rápidamente y harán sombra al césped que son de lenta implantación. El segundo año la grama irá creciendo y el césped desaparecerá.

 

Riegos:

Los riegos de la grama se deben hacer más espaciados que el Césped procurando que el agua penetre en el terreno profundamente. No volver a regar hasta que la tierra no esté bien seca (sin tener en cuenta los días que hace que no regamos). No añadiremos más agua de la necesaria.

 

Tierra:

Los sustratos arenosos son los mejores ya que las raíces pueden profundizar.

 

Abonos:

Los mejores son los de lenta liberación, con dos veces al año es suficiente.

 

Recebo:

No utilizar los clásicos recebos por encima de la grama. Aplicar únicamente arena limpia, preferentemente de granulometría de 0,3 a 2 mm.

 

La siega:

La siega mejora mucho el césped o la grama. El hecho de segarla a menudo hace que se vuelva más tupida y así toca menos el sol a la tierra y no salen malas hierbas. La siega hace que la hoja sea más pequeña, densa y fuerte y aumenta la calidad y la resistencia de la planta.

Hace falta segarla antes que la hoja haga 8 cm. y sobretodo antes que se espigue y florezca. A más frecuencia de siega más cantidad de césped.

 

Esclarificar:

Si la capa superficial se endurece es aconsejable, manualmente o con una horca, distribuir un capita de arena y como segunda opción se puede hacer con una máquina de esclarificar.